Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

CONFIANZA

La confianza en tu pareja no monógama cunado tú decides practicar la monogamia se construye de a poquitos. Se construye entre dos, con lo bueno y con lo malo, y con lo bueno otra vez. No hay forma de terminar de construirla porque no es una estatua, ni una figura, ni algo que haya que construir para observar. A mi modo de ver, la confianza es el puente que se va tendiendo por el camino. Las tablas se van poniendo sobre la marcha. No es hacerlo bien siempre, sino saber que aunque alguien se equivoque, no lo hizo de mala fe. Es saber que aunque haya algo en ti, que a veces te imposibilite sentirte querida, lo eres. Y con el sentido común lo sabes y lo notas. Confianza es entender de buena gana que hay problemas y siempre los va a haber, pero eso no significa que no se puedan solucionar.
Confianza es saber que le importas a alguien, alguien que decide involucrarse contigo de forma libre y voluntaria. Confianza es creer que eres capaz, que estás bien y estás seguro dónde estás y con quié…

HAY DÍAS...

Hay días en que se hace difícil mantenerse en el camino. Hay días en los que todo te parece una mierda. En los que piensas que nada de esto tiene ningún sentido. Hay días en los que duele de verdad y te preguntas por qué, si en realidad nada ha cambiado de antes de ayer a hoy.

Afortunadamente hoy no es uno de esos días. Ese día fue ayer y ya quedó en el olvido.

Hay días que son más difíciles que los difíciles y te das cuenta de que tienes que seguir dando pasos si pretendes mantenerte en el camino. Esos días son los que de verdad valoras qué es más importante: el yo o el nosotros.

Definitivamente el nosotros.



EXPECTATIVAS

Pareciera que tienes que dejarle absoluta libertad al otro para ser lo suficientemente poliamorosa, no puede molestarte nada, no puedes querer nada, porque entonces no eres poliamorosa. Ese tipo de relaciones en las que tienes que "entender" que no puedes ponerle cortapisas al otro me recuerdan un poco a esas relaciones, heterosexuales y monógamas, espero que ya no en vigor, en las que la mujer tenía que entender las "necesidades" del marido. Creo que los extremos no son buenos. Una persona, mejor dicho, el extremo de una persona, que sólo piensa a través del sistema de valores de la libertad, es difícil que cubra las expectativas del otro. Si la otra persona está situada en el mismo extremo, no sabría decir cómo funcionaría esa relación ni si es posible.

Cuando una persona sólo se queda en su posición esperando que todas sus necesidades y deseos sean cubiertos y se respeten todas sus libertades, a pesar de los deseos de los demás, e incluso imponiendo a los demás …

TU METAMOR

Tu metamor, como diría el mío es como el "cuñao" y hay cuñaos con los que te llevas bien y "cuñaos" con los que no (hablo en masculino porque creo se entiende mejor el sentido del término "cuñao"aunque cuñás, también existen). Eso es así; y el requisito más deseable que puedes encontrar en tu metamor es que sea compatible contigo.

Por supuesto que también puedes no llegar a conocerle, aunque yo creo que si pretendes tener con tu amor una relación más profunda y la suya ya lo es; tarde o temprano tendrás que pasar por el trance. Yo preferí hacerlo más temprano que tarde.

Sinceramente, no sé cómo hicimos para caernos bien. Supongo que tenemos un interés común superior. Supongo que él nos lo ha puesto muy fácil desde el principio (en el sentido de ceder para que yo tuviera más tiempo) y yo traté de ir haciéndoselo más fácil en la medida de mis posibilidades, que cada vez han ido siendo más. Supongo que somos parecidos en muchas cosas. Supongo que los dos hic…

DÍAS DE BAJONA

El enfado surge por diferentes motivos pero generalmente, en mi caso, el motivo es la comparación o el sentimiento de importar menos. Este enfado pensado así de forma general puede llevar a lo peor porque, así tomado en general es verdad que yo soy menos, llevamos menos tiempo.

Cuando me siento menos valorada trato de pensar en todo lo que ha /han hecho y siguen haciendo para que yo esté a gusto. Trato de bajar a la realidad y pensar en situaciones concretas. Teorizar sobre algo general sin concretar en cuáles son lo actos que nos hacen sentir bien o mal no es la solución a nuestros momentos de bajón. Sin embargo, si pensamos en hechos concretos, buenos y malos, y tratamos de hacer un balance de cómo nos sentimos recordando lo que pasó, o lo que no pasó y nos hubiera gustado que pasara o que no pasara; si conseguimos "revivir" estos momentos podremos hacer un balance, subjetivo, eso sí, y saber qué situaciones nos hacen sentir mal y descubrir los motivos por los qué nos hace…